Abanico de la rosa

Entre los años 50 y 60, mi padre, José Ramírez III, llenó varios cuadernos de papel milimetrado con diversos diseños para los mosaicos de sus guitarras. Algunos de ellos se hicieron famosos y fueron copiados por fabricantes de guitarras, no así por guitarreros artesanos, pues los mosaicos son, al igual que el remate de cabeza, una seña de identidad del autor. Uno de los más famosos es el mosaico de la rosa que ahora Amalia Ramírez lo traslada a este precioso abanico de gran calidad y hecho en España.

45,00

Detalles técnicos